Ejercicio Fiscal: ¿Qué es?, ¿Para que Sirve? y más

El ejercicio fiscal es el tiempo que mayormente tiene una duración de doce meses, en el que ya sea una empresa o una persona que trabaje de forma independiente realiza los distintos cálculos y ajustes de cuentas respecto a las actividades financieras que realizó durante ese período.

ejercicio fiscal

¿Qué es el ejercicio fiscal?

Que también puede ser conocido como año fiscal o financiero, es el transcurso de tiempo que por lo general es un año, donde una compañía o empleado autónomo realiza y ajusta las cuentas de las actividades financieras y de Contabilidad gerencial.

Es decir, este ejercicio fiscal es el momento en el que se hace una síntesis o conclusión de las actividades realizas por una empresa o bien un trabajador autónomo. Como lo mencionamos anteriormente casi siempre este período tiene una duración de un año pero no es obligatorio que este coincida con el año natural.

El ejercicio fiscal nos ayuda a establecer el devengo de gran parte de las tareas que tenemos, sean contables o tributarias.

¿Para qué sirve?

La finalidad que tiene el ejercicio fiscal es ajustar las cuentas al terminar el año y que este sirva de pilar para el pago de los impuestos. Al culminar el ejercicio los administradores muestran sus balances y cuentas de los resultados que obtuvieron y que les permite algunas cosas como:

  • La evaluación de su desempeño durante el período.
  • Hacer correcciones cuando dicho desempeño se encuentra fuera de lo que se tenía esperado.
  • Hacer una planificación de las inversiones que se pueden realizar para tener un crecimiento en tiempos posteriores.
  • Realizar cálculos para así ver los impuestos que tiene que saldar.

Ejercicio fiscal en España

En este caso el año fiscal del país español es igual al año natural. De esta manera inicia el primer día del mes de enero y culmina el último día del mes de diciembre. Sin embargo lo mencionado anteriormente no indica que el momento de saldar los impuestos es al final del año, los jefes de estados tienen un momento considerado en el que permite que los contribuyentes puedan corregir sus cuentas.

Dado el caso del Impuesto directo de la renta, la muestra de las declaraciones se hace en el cuarto mes de abril del año que le sigue a la conclusión del ejercicio fiscal.

Es en ese momento es cuando los aportantes deben hacer presentación de sus cuentas y de esta manera saldar sus respectivos impuestos. Con relación a esto, si el ejercicio fiscal que estamos viendo por ejemplo es del año dos mi catorce, el pago de impuesto se tiene que realizar a partir del cuarto mes del año dos mil quince y su plazo culminará a fines del sexto mes de dicho año.

Cabe destacar que cada año, la administración tributaria expone un calendario fiscal y en este se plasman las fechas y límites en donde los aportadores deber hacer su presentación de las declaraciones y saldar la deuda que tienen respecto a los impuestos.

Unos ejemplos de otros países que también tienen este mismo año fiscal es el caso de Colombia y México. Pero un ejemplo de un país que tenga un año fiscal diferente es el caso de Costa Rica, su período fiscal comienza el primer día del décimo mes del año y termina el noveno mes del año próximo, teniendo igualmente una duración de doce meses.

Adicionalmente la gerencia tributaria puede dar la autorización, dependiendo claro de la actividad del aportante, un año fiscal especial, que sea natural, igualmente que los que mencionamos anteriormente, es decir que vaya desde el primer día de enero hasta el último de diciembre.

(Visited 130 times, 1 visits today)

Deja un comentario