Socios: ¿Qué son?, Características, Tipos y más

Los socios son los individuos personales o jurídicos que, desempeñando las exigencias establecidas por los estatutos en correlación a cada tipo legislativo, obtiene derechos y contrae deberes que le dan una base de presencia ideal, instituida como sociedad. Sigue leyendo este artículo para que conozcas mas sobre los socios, tipos y más.

Definición de Socios

El significado de socio se refiere a una relación que instaura un lazo convenido y exclusivo en el que ambas partes se comprometen a asociarse. De una manera alternativa, puede establecerse un acuerdo bastante manejable delineado en gran parte para impresionar a las clientelas y contendientes con el tamaño de la red a la que pertenecen los socios comerciales.

Es importante que ambos lados del acuerdo se complementen y tengan algo en común, por ejemplo en estilo de gestión, mentalidad y tecnología. Si, por ejemplo, el estilo de gestión fuera demasiado diferente entre las empresas, una asociación se podría encontrar llena de inconvenientes.

Características

Elegir el socio comercial adecuado es crucial. Si se elige a la persona incorrecta, la empresa podría fallar antes de que tenga la oportunidad de iniciarse en el mercado. Por otro lado, si puede encontrar a alguien con experiencia y que comparta sus valores y objetivos, probablemente esta sociedad conduzca al éxito de la empresa. A continuación se detalla las características más importantes que deben presentar los socios.

Pasión

Idealmente, la persona con la que alguien asociarse debe ser tan apasionada por su negocio como el individuo principal. Es posible que una compañía no perdure si sus socios no están listos para trabajar duro o hacer lo que sea necesario para cumplir con los objetivos establecidos. No tiene sentido pactar con un socio que no va a hacer todo lo permitido y comprometerse a hacer del negocio una de sus primordiales prioridades.

Fiabilidad

Incluso si las personas que son entrevistadas  parecen entusiasmadas por convertirse en una persona de negocios, será la mejor decisión elegir a alguien en quien se pueda confiar. Un candidato a un trabajo cuyo currículum parece disperso o que no ha pasado un año completo en una sola empresa podría no ser capaz de comprometerse a ser un socio comercial. Es importante estar atento a cualquier señal de alerta que pueda indicar que no se puede confiar en la persona sentada frente a usted para ayudarlo a dirigir y administrar su empresa.

Compatibilidad

Al buscar socios, es tentador seleccionar a alguien que tenga los mismos intereses y aficiones en común. Suele ser aconsejable encontrar un socio que tenga cualidades diferentes a las del individuo principal. Se puede lograr mucho más eligiendo a alguien que tenga las habilidades que le faltan sobre alguien con quien tiene mucho en común.

Capacidad de construir relaciones sólidas

Si se busca ampliar un negocio, se necesitará tener acceso a una extensa red de clientes potenciales, inversores e influyentes de la industria. Si el círculo social o profesional es más pequeño de lo que se quisiera, encontrar socios comerciales que estén al tanto de los negocios de interés podría ser una decisión inteligente.

socios

Responsabilidad fiscal

Independientemente de si está abriendo una panadería o lanzando un minorista en línea, es útil saber una o dos cosas sobre las finanzas. Dependiendo de las necesidades de su negocio, es posible que no se necesite encontrar socios que sean expertos en contabilidad (especialmente si planea contratar uno más adelante). Pero, como mínimo, es mejor elegir un compañero que sepa cómo administrar el dinero y que no haya tenido problemas financieros serios en el pasado.

Creatividad

Las personas involucradas en el mundo de los negocios más exitosos son innovadores. Un buen socio comercial va a ser alguien que siempre pueda aportar ideas originales y frescas. Para diferenciar una empresa de las demás en su industria, se deberá encontrar a alguien que pueda ayudar a crear una marca con una imagen distinta.

Mente abierta

Otra cualidad que puede ser excelente para buscar en un socio comercial es la capacidad de mantener una mente abierta. Colaborar con alguien que no sea receptivo a diferentes ideas o perspectivas podría ser difícil. En el peor de los casos, podría evitar que el negocio alcance su máximo potencial.

Tipos de socios en una sociedad

Los tipos de socios que se presentan en una sociedad son diversos ya sea según la clase de disposición y el aserto lícito de la misma. Hay que distinguir entre los socios de una empresa de tipo no productiva, de los que se acoplan con el fin de iniciar o ensamblar una compañía.

Los tipos de socios van a tener diversos compromisos, así como derechos o bienes ya que no es lo mismo ser socio de una sociedad limitada que de una organización no productiva. Esta una variante fundamental para discutir los tipos de socios.

socios

La estructura jurídica bajo la que se defina una compañía, la sociedad o la corporación va a determinar el tipo de socios que pueden existir, además de sus derechos, deberes y provechos económicos. Para estudiar los tipos de socios que existen en primer lugar se debe estar al tanto de las diversas estructuras jurídicas evidentes actualmente. Éstas son:

  • Sociedad Anónima: En esta estructura de Sociedad Anónima se hallan 2 tipos de socios:
    • Socios fundadores: son aquellos que pueden guardarse unos derechos personales de contenido financiero. El vinculado del valor de estos derechos no puede aventajar el 10% de los favores logrados, según su balance, una vez concluido el porcentaje destinado a la reserva legislativa y por un plazo máximo de 8 años. Los derechos citados pueden ser afiliados a títulos nominales diferentes de las acciones, y la cesión de los mismos se puede limitar en los Estatutos Sociales.
    • Socios no fundadores: en esta circunstancia  hace referencia a todos los socios que no participan como fundadores.
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada: se exige un capital minúsculo para su creación. El importe otorgado, siempre debe ser similar o por encima de lo establecido y se encuentra fraccionado en colaboraciones, acumuladas e inherentes, que no pueden ser llamadas acciones, ni juntarse a titulares permutables. En cuanto a la responsabilidad de los socios, éstos quedan libres de reconocer con su capital personal por los compromisos de la sociedad.

De la misma manera que ya el tipo explicado anteriormente, la responsabilidad culmina en el tope del capital que cada socio ha aportado al consorcio. En este caso sólo existe un tipo de socio, conocido como socio fundador.

  • Sociedad Civil: este se refiere a un contrato por el cual dos o más individuos aportan en común un capital, con la intención, de fraccionar entre cada miembro las ganancias obtenidas. Se exige la existencia de un mínimo de dos socios, los cuales pueden ser de los siguientes tipos:
    • Socios capitalistas: se encargan de brindar a la sociedad algún tipo de capital.
    • Socios industriales: estos son aquellos que brindan a la sociedad un capital humano o industrial.
  • Sociedad Laboral: en este caso se brindan la participación retribuible para la compañía, de forma particular e inmediata y tienen con ella una correlación por un periodo incierto. Esta sociedad presenta unos tipos de socios diferentes a los anteriores:
    • Socios trabajadores: Se encargan de brindar sus prestaciones remunerados a la compañía, de forma propia y continua y sin mínimo de duración.
    • Socios no trabajadores o capitalistas: En este caso está la opción de ser un individuo personal o jurídico, que son electivos de funciones pero, a discrepancia del anterior, no suministran su trabajo a la sociedad, únicamente lo que cumplen son participaciones sociales.

socios

  • Sociedad Cooperativa: en estas Sociedades de inversión se hallan diversos tipos de socios que pueden constituir parte de una alianza profesional:
    • Socios de trabajo: se trata de los individuos físicos que se encargan de brindar su trabajo propio en la sociedad. En los Reglamentos de la sociedad se puede sistematizar la intervención de estos socios.
    • Socios excedentes: en este caso ya han concluido su diligencia en la sociedad y, al lograr una vejez estipulada, se les califica para que se perpetúen en la sociedad con unas pautas que, habitualmente, están acopiadas en sus propios Reglamentos.
    • Socios colaboradores: individuos personales o jurídicos que costean la contribución establecida por la dirección general, la cual no puede sobrepasar el 50% de las contribuciones del conjunto de socios. Anexo a esto, no se puede reivindicar nuevas contribuciones al capital social.
    • Socios trabajadores de duración determinada: pueden ser contenidos, o no, en los Reglamentos de la sociedad. Sus derechos y deberes son los mismos que los de los socios de permanencia indefinida y están adheridos a los Reglamentos de moderación interna.
  • Sociedad Comanditaria Simple: Este tipo de sociedad se identifica porque en ella coexisten dos tipos de socios que apuestan en común capital y compromiso. Estos socios son:
    • Socios colectivos: contribuyen tanto capital como en mano de obra y se ocupan de encargarse y gestionar la sociedad.
    • Socios comanditarios: en este caso únicamente aportan capital y no pueden encargarse ni mandar en la sociedad.

(Visited 86 times, 2 visits today)

Deja un comentario