Solvencia y liquidez: ¿Qué es?, diferencias y más

La solvencia y liquidez son dos conceptos utilizados en el ámbito empresarial, que a pesar que son diferentes en sus definiciones, son complementarios. La liquidez es la capacidad que posee un individuo o una compañía para transformar sus activos en dinero y la solvencia es la cualidad para saldar las deudas de estas en un determinado período.

Solvencia y liquidez

¿Qué es la solvencia y liquidez?

Cuando se habla de liquidez en el ámbito empresarial, se refiere a las características que poseen los activos que se trabajan en la contabilidad de una compañía para transformarse en dinero de una manera rápida y sencilla.

Al momento de decir cuáles son los activos más líquidos, en primer lugar sabemos que está el dinero en efectivo o el de las cuentas bancarias, en segundo lugar los créditos que se les proporciona a los usuarios por las ventas de los artículos o algún servicio y en tercer lugar se encuentran los artículos terminados, casi elaborados o alguna materia prima existente.

Cuando nos referimos a un mercado líquido, hablamos que en ese mercado se producen muchas transferencias, por lo que es muy sencillo transformar esos Activos financieros en dinero. La manera para hacer el cálculo del ratio de liquidez es realizando la división de los bienes más líquidos de la compañía entre las deudas de tiempo corto, por lo que tendremos como resultado:

  • Cuando es más alto que 1: la compañía puede saldar sus deudas con el dinero líquido que posee.
  • Cuando es menor que 1: La compañía no tiene liquidez para saldar sus deudas en un tiempo corto.

Ahora cuando hablamos de solvencia, es la cualidad que tiene una compañía para enfrentarse a sus obligaciones de pago al momento de que estas se vencen, por lo que la compañía debe poseer una cantidad considerada de bienes para ejecutar satisfactoriamente todas las responsabilidades que tiene.

Solvencia y liquidez crecimiento

La solvencia se vincula con el Riesgo de crédito, debido a que muestra lo que produciría a la entidad una alteración en las condiciones y cualidades, que pudiese modificar la condición económica, impidiendo así no poder saldar los pagos que se acordaron.

Después de ver un poco sobre la liquidez y solvencia, sabemos que el primero se refiere a la capacidad que poseen los activos para convertirse en dinero rápidamente, y la segunda es la capacidad que las compañías tienen para cumplir con sus deudas.

Diferencia entre solvencia y liquidez

La solvencia y liquidez son dos conceptos totalmente distintos, pero tiende a confundirse la mayoría de las veces. En muchas oportunidades se dice que una compañía tiene liquidez tratando de referirse a que cuenta con las óptimas condiciones para saldar todos los pagos que tiene, lo que no está del todo bien.

Como lo hemos visto anteriormente, la diferencia entre solvencia y liquidez, es que la solvencia se utiliza en referencia a las condiciones que puede tener una persona o compañía para responder a todas las obligaciones que tiene respecto a sus pagos, y que cuanta más condiciones de saldar deudas posea, más solvente es. Y la liquidez es la característica que tienen los bienes para transformarse en dinero rápidamente.

Pero cabe aclarar que si una compañía tiene un nivel alto de liquidez, esta tiene solvencia, pero mucho cuidado, porque es una solvencia a corto plazo. Muchas tesorerías en la actualidad no respaldan a tiempo futuro, por lo que esto nos lleva a que si queremos comprender la diferencia y al mismo tiempo la relación que existe entre la solvencia y la liquidez, se necesita hacer la distinción entre solvencia a corto y largo plazo.

Solvencia y liquidez corto y largo plazo

Y a partir de esto se tiene que inmerso en el Análisis financiero, cuando se analiza el equilibrio financiero de la compañía, se hace la diferencia normalmente entre:

Equilibrio financiero en un corto plazo

Estudia el cumplimiento de las deudas en un período de tiempo corto o en un momento actual, y tiene el trabajo de ver la capacidad que tiene una compañía para saldar sus pagos pero a corto plazo.

Equilibrio financiero a largo plazo

Estudia el cumplimiento de las deudas en un período de tiempo largo o futuro, y tiene el trabajo de ver la capacidad de la compañía para saldar sus deudas a largo plazo.

Otra diferencia que podemos encontrar entre solvencia y liquidez, es que la solvencia no exige la disponibilidad de efectivo de manera rápida, y la liquidez es la certeza de tener disponible un volumen de dinero en efecto determinado para cualquier momento.

Por lo que mientras la liquidez trata de dar una seguridad completa para cumplir con los pagos que se van venciendo, la solvencia solo tiene la garantía de cumplir con los pagos a un tiempo futuro, es decir, las responsabilidades que hay a largo plazo.

Vínculo entre solvencia y liquidez

No todas las compañías que posean liquidez, serán solventes, debido a que puede poseer dinero efectivo en caja pero tener enormes deudas con algunos proveedores o bancos.

Por esto, la falta de liquidez de una compañía, no significa una falta de solvencia, debido a que la compañía puede haber efectuado una cantidad enorme de pagos que le produjeron tener una menor liquidez, pero teniendo como resultado una amortiguación de las diversas deudas en un tiempo menor a lo que se tenía previsto.

Estas dos variantes deben estar asociadas al correcto funcionamiento de una compañía, pero resaltando que la solvencia es de gran importancia para que la compañía sea estable, mientras que la liquidez, se necesita en momentos determinados y de manera impostergables.

Vínculo entre solvencia y rentabilidad

Cuando ponemos en gestión el pago de las deudas a un período de tiempo corto, el secreto está en la administración de la tesorería, entre tanto, la solvencia en un período de tiempo largo, tiene su secreto en la producción de beneficios.

Por lo que tenemos que la solvencia a largo plazo, hace referencia al estudio económico, debido a que este se focaliza en el beneficio, o sea, en la rentabilidad.

Se dice que cuando una compañía posee recursos con buena capacidad para enfrentar a las responsabilidades de pago que tiene, con su primeriza práctica y ordinaria, será una compañía con solvencia técnica. Por otra parte si la compañía al momento de saldar sus deudas, tiene que utilizar alguna financiación agregada, se dice que es una insolvencia técnica.

La insolvencia técnica puede producir obstáculos a medio y largo plazo. O sea, hagamos la suposición de que se realiza la venta de un activo fijo por un costo menor al que verdaderamente costó, esto da como resultado una reducción de la capacidad para producir, que al mismo tiempo, produciría una reducción en los beneficios, y por ende, reduciría la rentabilidad.

Estudio financiero de la compañía

A continuación se realizará una enumeración de los pasos que se necesitan seguir para efectuar el estudio financiero, debido a que la finalidad es evaluar los números, para una mejor administración de los recursos.

Equilibrio

En este paso hay que tener presente los ingresos reales, y que estos sean mayores que el total de costos de la producción, para que la compañía pueda ser rentable. Por ende, hay que tener presente de igual manera los Costos fijos y variables, impuestos y las obligaciones en general.

Supervisar los indicadores económicos

Estos son de varios tipos.

  • Liquidez: estudia las condiciones para llevar a cabo las responsabilidades en un período de tiempo corto.
  • Endeudamiento: estudia las condiciones de crédito de las entidades financieras y el pago a los distribuidores.
  • Rentabilidad: comprueba el beneficio de operar a partir de las ventas que se realizaron.
  • Actividades: analiza en el período de tiempo medio, las ventas que se realizan y el pago a los administradores.

Crecimiento

Se tendría que estudiar el crecimiento de las riquezas líquidas y la parte de asistencia que la compañía tiene en el mercado.

Si se emplean estos pasos anteriormente explicados, se obtendrá un resultado respecto a la salud financiera de la compañía, solamente realizando la sustitución de los números contables que posee la empresa.

Solvencia técnica y Solvencia efectiva

La solvencia técnica es cuando la compañía está capacitada para producir, con su práctica ordinaria, fondos suficientes para poder enfrentarse a todas las deudas que tenga.

Si pese a la venta de activos o los préstamos o los dos juntos, no logra saldar las deudas en el tiempo limitado para su vencimiento, se dice entonces que la compañía presenta una insolvencia efectiva.

Con esto se quiere decir que la compañía puede enfrentarse a la totalidad de los pagos apelando solamente a la tesorería que produce su negocio, sin tener que recurrir a una financiación agregada.

Pero si en el caso contrario, los fondos que produce la práctica de la explotación, no le permiten tener la suficiencia para realizar los pagos, pero sí vende parte de su activo fijo o hace la solicitud de un préstamo, se dice que no tiene la disponibilidad de solvencia técnica, pero si de solvencia efectiva.

Por lo que tenemos que una compañía será técnicamente solvente en el momento que los fondos que ejecuta para saldar sus pagos pendientes, provienen de algunas operaciones de estilo ordinario.

Por otro lado, si las operaciones ordinarias no producen fondos necesarios y para saldar sus deudas tiene que hacer la venta de una fracción de sus activos o acudir a un préstamo, será ciertamente solvente, pero técnicamente insolvente.

(Visited 54 times, 1 visits today)

Deja un comentario