Inversionista: ¿Qué es?, Consejos para Serlo y más

Una de las principales figuras que da movimiento al mercado es la del Inversionista. Esa persona que está dispuesta a correr el riesgo de ganar o perder, pero aun así coloca su dinero en inversiones que espera le generen ganancias. Aprende más de este interesante tema en esta post.

Inversionista

¿Qué es un inversionista?

Es aquella persona, sea natural o jurídica, que dispone de una parte, o de todo su Capital Financiero, para adquirir diversos dominios financieros que le aseguren a futuro una recompensa o enriquecimiento por dicha acción.

Puede sonar sencillo lo que hacen, pero son personas que viven constantemente bajo presión, pues debe velar por el buen uso del patrimonio que se aportó sea suyo o no. Las decisiones financieras tomadas por los inversionistas siempre se ven influenciadas por factores como costumbres, personalidad, edad, entre otros; es normal ver a los jóvenes correr más riesgos.

El que requiera de cierta osadía, no quiere decir que se arrojará ciegamente sobre cualquier propuesta multimillonaria que le presenten, ya que existen muchos estafadores que buscan incautos con dinero para embaucarlos; o incluso, personas honestas pero que el negocio no salió como se esperaba y perdieron lo invertido.

Los mejores inversionistas del mundo, no invierten por mera emoción, al contrario, solo se arriesgan en aquellos negocios de los cuales tiene al menos un conocimiento técnico de su funcionamiento en el mercado.

Existen Empresas Inversionistas, dedicadas al estudio de diferentes áreas del mercado para presentar propuestas a clientes que deciden confiarles su dinero y obtener ganancias, recibiendo estas empresas comisiones por el servicio prestado. Los traders son una forma de inversionistas.

¿Cuáles son los factores de análisis para un inversionista?

Dependiendo del mercado en el cual se decida invertir, existen indicadores que, mediante análisis, permiten maximizar las posibilidades de éxito y reducen los riesgos; aunque estos nunca dejaran de estar presentes. Los factores son los siguientes:

  • Aversión al riesgo: Es la disposición que tiene cada inversionista de exponerse al riesgo que presenta el mercado. Es un elemento a tomar en cuenta ya que si la aversión al riesgo es mucha, es preferible abstenerse.
  • Patrimonio: Es el capital financiero disponible para ser invertido. Mientras mayor cantidad se invierta, más ganancias se obtendrán, pero también es mayor el riesgo que se corre.
  • Horizonte de inversión: Todo inversor debe tener claro, antes que nada, en qué plazo espera recibir su ganancia, sea corto, mediano o largo plazo. Esto es crucial, pues si tiene su mira en una ganancia de largo plazo pero a corto se presentan pérdidas, no debe perder el enfoque primario.
  • Conocimiento financiero: Arriesgarse a invertir sin tener conocimiento del mercado es prácticamente un fracaso seguro. Por eso el inversionista debe prepararse y estudiar para saber cómo leer el mercado o ir a un especialista que haga la inversión por él.

¿Qué tipo de inversionistas hay?

El elemento fundamental para clasificar a los inversionistas es la aversión que poseen al riesgo, según esto, podemos clasificarlos de la siguiente manera:

Inversionista conservador

Es aquel con una elevada aversión al riesgo, es decir, prefiere irse por lo seguro aunque esto no le genere mucha ganancia. Opta por invertir en sectores del mercado que sean poco volátiles e instrumentos que le generen ingresos fijos como los bonos.

Inversionista moderado

Es aquel que busca equilibrar entre lo seguro y lo arriesgado. Equipara los valores de riesgo y retorno para invertir en lo que mejor le convenga.

Inversionista agresivo

Su aversión al riesgo es mínima. Su preferencia de inversión son las acciones bursátiles, optando por aquellas que proporcionen una mayor ganancia que compense el riesgo asumido.

El riesgo que esté dispuesto a correr, está estrechamente ligado con la meta que persigue; puede estar ahorrando, o solo quiere aumentar su capital para elevar su Estatus Social.

Categorías de Inversionistas

Conociendo los tipos de Inversionistas podemos clasificarlos según su relación con el mercado, directa o indirecta. Es importante señalar que el que sea de uno u otro tipo no implica que inmediatamente entre en una de estas categorías:

  • Pasivos: Son aquellos que delegan a terceros la gestión de su inversión. No se relacionan con el mercado directamente.
  • Activos: Son los que se relacionan directo con el mercado, analizando cada día posibles oportunidades de inversión.

(Visited 108 times, 1 visits today)

Deja un comentario